Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
(Idioma: Espanhol – para traduzir, clique com o botão direito do mouse e selecione a opção de tradução ou clicando nas configurações do Google, pelo smartphone)

‘DE LA INCOMUNICACIÓN AL CONFLICTO’

La energía potencial es la energía asociada a la localización de un cuerpo dentro de un campo de fuerzas.

En un grupo humano, las relaciones interpersonales son nuestro principal generador de este tipo de energía.

Concesiones, negociaciones, abusos, discusiones, secretos, ofensas, compromisos.

En una Familia Empresaria, conforme la Familia y su patrimonio crecen en tamaño y complejidad, la energía potencial asociada a los temas de los que no se habla se incrementa de forma proporcional.

Basta solo un evento, previsto o no, pero sin duda no planificado, para transformar la energía potencial en cinética y desencadenar un conflicto.

LIDERAZGO EMPRESARIAL Y LIDERAZGO FAMILIAR

No siempre coincide el Líder Empresarial con el Líder Familiar. Si no existe buena comunicación entre ambos, la posibilidad de bloqueo en la toma de decisiones relevantes es alta.

LA CONFIANZA EN EL FACTOR TIEMPO

“No es necesario hablar de ESO, el tiempo pondrá las cosas en su sitio”

El tiempo nunca pone las cosas en su sitio. Las cosas de las que no se habla adquieren mayor energía relativa conforme pasa el tiempo y explotan en el momento y el lugar más inesperados.

 

FALSO RESPETO HACIA LA GENERACIÓN SALIENTE

“Lo que decidan mis padres será respetado por todos”

No es cierto, no será respetado si no existe un consenso intergeneracional real.

Si un miembro de una Familia Empresaria no está de acuerdo en una planificación patrimonial, familiar o empresarial, que vaya a condicionar sus futuros derechos y obligaciones, debe de mostrar la apertura, sinceridad y lealtad adecuadas para comunicar sus incomodidades en el foro adecuado dentro de su Gobierno Corporativo.

La responsabilidad de preservar un legado en una Familia Empresaria ha de prevalecer sobre la posibilidad de generar un conflicto por tratar un tema incómodo. 

APORTACIÓN DE VALOR DE ACCIONISTAS PATRIMONIALES PUROS

La distribución de la propiedad de los vehículos empresariales o patrimoniales de una Familia Empresaria debe ser planificada cuidadosamente.

Integrar en el accionariado a accionistas patrimoniales puros, sin responsabilidades de gestión o de gobierno en alguno de los foros del Gobierno Corporativo, puede causar una redistribución accionarial en la siguiente generación, creando inestabilidades innecesarias.

Es cuestión de tiempo que los que sí aportan valor se cansen de compartirlo con los que no lo hacen ni muestran ningún interés por hacerlo.

JUSTICIA MAL ENTENDIDA POR LA GENERACIÓN SALIENTE

“Al igual que hicieron mis padres es de justicia que reparta todo mi patrimonio a partes iguales entre mis hijos”

Las decisiones del pasado fueron tomadas con unos condicionantes diferentes a los actuales. Pueden servir de referencia pero nunca ser tomadas como verdades absolutas aplicables a la situación actual.

Una Familia Empresaria debe analizar su situación y elaborar una planificación que deberá ser revaluada en todo momento hasta su aplicación.

Dejar en copropiedad de un bien a un grupo de iguales que no se comunican adecuadamente o que no muestran el mismo grado de interés, entusiasmo o compromiso por el mismo, más allá de ser justo, es un conflicto potencial que debe ser desactivado en vida de aquellos que tienen la capacidad de decidir.

Publicado emArtigos
Fechar