Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

(Idioma: Espanhol – para traduzir, clique com o botão direito do mouse e selecione a opção de tradução ou clicando nas configurações do Google, pelo Smartphone)

Una de las principales características que presenta la empresa familiar es su capacidad de enfrentar retos y desafíos. El hecho de ser familiar, es una de las primordiales ventajas competitivas de este tipo de organizaciones.

Las compañías familiares, a diferencia de las demás organizaciones, son poseedoras de características únicas. Conforme a la teoría de la complejidad, esta agrupación presenta un grado mayor de sofisticación en sus componentes, transformándolas en entes únicos y con cualidades muy peculiares. Acorde a esta teoría, los sistemas complejos están dotados de mejores recursos para adecuarse a entornos cuyas variables no son constantes, permitiéndoles enfrentar contextos con un alto nivel de incertidumbre. Este cambio adaptativo es posible a través de la dinámica intrínseca que implica el binomio empresa-familia, el cual les facilita auto-organizarse, adaptarse a los cambios y seguir incorporando nuevos aprendizajes.

Desde el punto de vista de la teoría de los recursos y capacidades, este tipo de organizaciones están suficientemente dotadas de intangibles específicos, que derivan de la confluencia del sistema empresa – familia, generando capacidades propias, inimitables y específicas de la familia empresaria; todo lo cual despierta un especial interés para su análisis.

Estas cualidades reflejan una ventaja competitiva inigualable con el resto de las organizaciones, en virtud de que son capaces de crear condiciones favorables que generan innovaciones en los diversos aspectos de la agrupación, permitiendo lograr una mayor adaptabilidad al entorno y así incrementar el potencial para afrontar la complejidad del medio en el que actúan.

Cabe destacar, que este tipo de compañías a lo largo de su historia, se ven obligadas a enfrentar situaciones de variada índole, a saber: momentos prósperos, de estabilidad y  de adversidad. Entre estas últimas podemos nombrar aquéllas que se desprenden del propio giro del negocio, las que provienen del entorno en el cual están inmersas, como así también las que devienen de las particulares relaciones familiares. Todas ellas, ya sea de forma directa o indirecta, sin lugar a dudas impactarán en el destino de la organización.

Esta tipología de agrupaciones, con fuerte influencia familiar, tiende a apostar el cumplimento de objetivos a largo plazo, creando e implementando estrategias generadoras de alto valor, sobreponiéndose a cualquier tipo de obstáculos que se les pueda presentar. Esta capacidad que ostentan las empresas familiares, se debe en gran medida a un componente altamente afectivo y de pertenencia.

Seguidamente pasaré a destacar algunas de las particularidades comunes que presentan estas organizaciones, las cuales claramente posibilitan potenciar sus cualidades, a saber:

  • Su enfoque estratégico a largo plazo. A diferencia de otro tipo de compañías, las empresas familiares tienen una mirada apostada al futuro. Uno de los aspectos a resaltar es la continuidad en el tiempo, derivada del valor afecto por el negocio. La empresa es percibida por la familia como un legado, en donde la misión de sus miembros es custodiarlo, hacerlo crecer y transmitirlo a las siguientes generaciones.
  • Su rapidez en la toma de decisiones. La capacidad de adaptabilidad y supervivencia, poniendo a disposición de la empresa todos los recursos empresariales y de índole familiar, hacen posible que las mismas puedan sobrellevar las adversidades y trasformarlas en verdaderas oportunidades de crecimiento, generando cimientos más sólidos para enfrentar el futuro.
  • Una de las características propias de este tipo de agrupaciones es la imagen positiva que el entorno percibe de ella, ya que la misma está formada por una familia empresaria unida por sus valores, visión, cultura y tradición.
  • Poseen su propio know how, es decir su peculiar manera de “hacer las cosas”,  las cuales transmiten con gran facilidad a las personas que trabajar en ella, estableciendo normas únicas e inimitables. Son altamente innovadoras lo que se traduce en una mayor rentabilidad.
  • Disfrutan de un clima laboral amigable, generando un profundo sentido de pertenencia. Las personas que trabajan disfrutan de cierta informalidad que hace posible que puedan expresar sus ideas, ser escuchados, posibilitando mejoras altamente creativas.
  • Otra particularidad es su capacidad de autofinanciamiento lo cual permite sobreponerse a las dificultades financieras, explorando y aprovechando nuevos espacios para generar negocios.
  • Se acomodan rápidamente a las circunstancias del entorno, adaptándose a los acontecimientos, fructificando las oportunidades y sorteando los obstáculos.
  • La visión hacia el futuro, es el motor que las impulsa a seguir su rumbo. En particular, en épocas difíciles, ésta condición traspasa los límites de la familia y se impregna en toda la organización. Por tal motivo, poseen el apoyo de quienes trabajan en ella, ya sean familiares o no, generando un elevado nivel de compromiso. Su política de austeridad y sacrificio, contribuyen a su estabilidad y crecimiento en el mercado.

A modo de conclusión estimo que poner énfasis en los valores, cualidades, compartiéndolos y transmitiéndolos a las nuevas generaciones, constituyen las tareas vitales a las que se enfrentan las familias empresarias. En mi experiencia profesional con estas agrupaciones, he aprendido que cada una de ellas está dotada de capacidades, habilidades y un gran potencial.  Cabe destacar que aún expuestas a riesgos y en ocasiones con desaciertos, he podido advertir su habilidad para sortear todo tipo de obstáculos. Es que estas organizaciones, lejos de derrumbarse ante condiciones adversas, son capaces de superarse y sobrellevar las crisis a través de su destreza de gestar soluciones innovadoras con el mayor ahínco, firmeza y convicción de vencer las adversidades y transformarlas en oportunidades de crecimiento; cualidades que constituyen una ventaja competitiva insuperable e inimitable propia de la empresa familiar.

Publicado emArtigos
Fechar